Tratamiento del Ronquido

  • 1 – DefiniciónOrthoApnea
  • 2 – Ronquido y divorcio
  • 3 - Tratamiento del ronquido
  • 4 – Apnea del sueño

1 – Definición
¿Qué es el ronquido?

El ronquido es el ruido que se produce por el paso del aire en una zona de estrechez de la vía aérea superior y que hace vibrar los tejidos blandos provocando el molesto sonido. El ronquido es una dolencia muy habitual aunque por ello despreciable médicamente. No hay que despreciar su gravedad y alcance. El 25% de los varones y un 14% en mujeres ronca. Casi la mitad de la población adulta ronca o ha roncado en alguna ocasión.

La visión amable del ronquido debe de ser desterrada de la cultura popular ya que está demostrado que, aún como manifestación sintomática leve, el ronquido es un indicativo de que algo no funciona bien y es preciso hacer un seguimiento en previsión de un posible desarrollo obstructivo. El roncar implica necesariamente una anomalía anatómica y funcional de los mecanismos de la VAS que provoca que unas personas ronquen y otras no. En todos los casos, se trata de un grado mayor o menor de obstrucción respiratoria con consecuencias de asfixia crónica.

Sociedad-espanola-medicina-ora-suenoEl ronquido se define como un fenómeno acústico, predominantemente inspiratorio, de intensidad variable, causado por la vibración de las estructuras blandas orofaríngeas y que traduce la resistencia al flujo aéreo en la vía aérea superior. El ronquido habitual es un fenómeno frecuente con una prevalencia que oscila entre el 4 y el 29% en hombres y entre el 3 y el 14% en mujeres, incrementándose con la edad y asociado a la obesidad. Aunque inicialmente fue considerado como un fenómeno anecdótico sin relevancia clínica, múltiples estudios han relacionado el ronquido con diversas enfermedades fundamentalmente cardiovasculares, como hipertensión arterial, cardiopatía, isquémica y accidentes cerebrovasculares, lo que ha dado lugar a que en la actualidad se considere como un fenómeno patológico.

Clasificación del ronquido

La clasificación del ronquido presenta múltiples dificultades. La literatura científica recoge distinciones entre ronquido simple o benigno, cuado se manifiesta aislado de cualquier condición o enfermedad que comprometa el calibre de la VAS y ronquido patológico asociado a trastornos respiratorios del sueño. Lugaresi et al establece una distinción entre el ronquido continuo y ronquido cíclico. Define el ronquido continuo como un ruido inspiratorio de amplitud igual en cada ciclo que no reviste gravedad para el paciente, ni excesivas molestias para los acompañantes de cama. Es un fenómeno frecuente y no patológico. En contraste, el ronquido cíclico se caracteriza por un ruido cíclico, ruido de intensidad variable superior al continuo (que puede llegar a los 85 decibelios) con intervalos silenciosos que corresponden a apneas.

tratamiento-del-ronquido-1

La American Sleep Disorders Association (ASDA) define el ronquido primario como “los sonidos respiratorios graves producidos en las VAS durante el sueño, sin episodios de apnea, hipoventilación, desaturaciones o arousals ni evidencia de insomnio o hipersomnia relacionados con el ronquido”. Es una vibración de los tejidos blandos de la faringe (paladar blando, amígdalas, paredes laterales de la faringe…) que generalmente se produce en la inspiración. Esta vibración genera un ruido molesto, no patológico ya que no va acompañado de desestructuración del sueño ni hipersomnia diurna ni desaturación. Puede ser una molestia social de la vida conyugal o una génesis que derive en su evolución a patologías obstructivas SAHS. El ronquido se considera no patológico si la intensidad es inferior a 40dB y su frecuencia es regular durante el sueño. El ronquido de pronóstico patológico se define por ser fuerte, irregular y entrecortado.

Decibelio Grabación del sonido

Avión despegando 100%
Perforadora eléctrica 77%
Bocina de un coche 69%
Ronquido severo 62%
Tráfico intenso 54%
Ronquido moderado 39%
Conversación 31%
El tic tac de un reloj 7%
La respiración de un bebé 1%
Umbral de la audición 0%

 

Basados en el registro sonoro, otra de las clasificaciones mide el número de picos de intensidad de más de 55 decibelios que se producen por noche. Menos de 150 se considera no roncadores; roncadores medio cuando oscila entre 150 y 300 picos de intensidad; moderado entre 300 y 500 y los roncadores severos cuando se sobrepasa en más de 500 ocasiones la franja acústica de 55 dB. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido el nivel máximo de ruido soportable en 65 decibelios ponderados. Los estudios sobre la acústica del ronquido han llegado a registrar valores en roncadores habituales por encima de los 80dB. Cuando los ronquidos sobrepasan los 70 dB, llegan a producir arousals o despertares en los propios roncadores que repercuten en la calidad del sueño y secundariamente, en la salud de las personas cercanas, expuestas continuamente a estos niveles de ruido insoportable. Las circunstancias sonoras del ronquido cuentan con un atenuante que provoca que sean aún más perceptibles y molestos para los allegados del paciente ya que se producen en un entorno de silencio y calma que generalmente caracteriza al periodo nocturno.

Epidemiología del ronquido

La prevalencia de los trastornos respiratorios es muy alta en la sociedad actual, tal y como han evidenciado diferentes estudios de los últimos años, que manifiestan una presencia del 25,4% 6 (25% en varones y 11% en mujeres). Aproximadamente un 45% de los adultos ronca de forma ocasional y un 25% lo hacen de forma habitual. Como patología representa un problema en dos vertientes, la social, que convierte a estos pacientes en “insoportables” compañeros de cama y una repercusión clínica más seria de morbilidad asociada. En cuanto a las repercusiones en las relaciones personales, las molestias originadas para los cónyuges no son despreciables ya que en ocasiones llegan a soportar ruidos que pueden alcanzar un nivel de 80-90 decibelios (equivalente al ruido que provoca un camión a gran velocidad por una autopista). El límite de daño auditivo se estima en una intensidad de 65 dB. Por otro lado, se han descrito casos de hipoacusia (sordera) autoprovocados por el propio ronquido del paciente. Tengamos en cuenta que el ronquido a veces alcanza niveles de intensidad acústica semejante al ruido de una motosierra. Los ronquidos perturban las relaciones personales y familiares de los pacientes extendiendo su alcance psicológico tanto a las personas que roncan como las personas de su entorno más inmediato que sufren consecuencias que se traducen en elevadas cotas de divorcio.

Factores coadyudantes del ronquido

El ronquido es común en adultos y generalmente no es una señal de un trastorno subyacente. Pero siempre es indicativo de un aumento de la resistencia de la vía aérea superior y puede ser un signo de apnea obstructiva del sueño, SAHS. El ronquido puede también estar asociado con las condiciones morfológicas que estrechan las vías respiratorias superiores, como la obesidad, congestión nasal, anomalías craneofaciales, hipotiroidismo, acromegalia, y la hipertrofia adenoamigdalar. Los mecanismos patogénicos del ronquido son complejos. Es un ruido respiratorio que acústicamente, se debe a la vibración de las paredes de la orofaringe, cuando la permeabilidad de la vía aérea superior se ve alterada por algunos de los numerosos factores que la regulan. Estos factores que predisponen a la reducción de la luz faríngea están en el origen de la roncopatia por la colapsabilidad faríngea a nivel orofaríngeo.

Importacia de la respiración nasal

La respiración oral es una condición habitual que predispone al ronquido. Durante la respiración nasal normal, la resistencia es generalmente baja en una fosa nasal y más alta en otra, permitiendo un equilibrio del ciclo respiratorio. Cuando existe obstrucción nasal bilateral el aumento de la resistencia provoca un arousal que reestablece el flujo a través de la respiración oral que aumenta la resistencia por la reducción del calibre faríngeo causado por el desplazamiento hacia atrás de las estructuras suprahioideas. El ronquido puede estar también relacionado con una desviación en el tabique nasal, un aumento del tamaño de los cornetes de la nariz, las amígdalas o el paladar, laringitis crónica, flaccidez en los músculos de la boca o la garganta o una obstrucción nasal pasajera. Cualquiera de estos factores, predispone a la reducción de la luz faríngea, disminuyendo la llegada del aire a los pulmones condicionando la vibración sonora que causa ronquidos.

La obesidad

Es el factor más importante en los trastornos respiratorios del sueño. El sobrepeso afecta directamente al calibre de la VAS y por la comorbilidad metabólica y endócrina asociada a pacientes obesos.

Posiciones – Factores posturales

Posturas-sueño-ronquido-clinica-CADIZ

El decúbito supino, aumenta la posibilidad de ronquido por el desplazamiento de las estructuras mandibulares a lugares más retrasados.

La ingesta de alcohol y sedantes, se prestan al ronquido y el SAHS, por su incidencia depresora en el centro respiratorio.

El tabaco

Actúa favoreciendo la presencia del ronquido por ser causa de inflamación y edema y causante del estrechamiento faríngeo.

El sexo

Hay una preponderancia del ronquido mayor en los hombres que las mujeres. La razón de esta diferencia todavía no se ha de mostrado pero se baraja la posible influencia de las hormonas sexuales y factores antropométricos; aunque en la actualidad, no existe ningún estudio concluyente para justificar esta predominancia masculina en el desarrollo de roncopatías. Lo que si está probado es que la progesterona (hormona típicamente femenina), facilita la ventilación y las roncopatías mejoran con la administración farmacológica de progesterona. El sexo femenino está hormonalmente protegido de la roncopatía, pero eso puede cambiar con la llegada de un embarazo debido al aumento de la segregación de una hormona, la progesterona, que lleva aparejado un incremento de la congestión nasal. Asimismo, en la mujer post menopausica (cuando los niveles de progesterona bajan), estaría justificado el aumento de ronquidos ya que está comprobado, que en el grupo de mujeres post-menopáusicas, la prevalencia de la roncopatias se incrementa.

Edad

El aumento de la prevalencia del ronquido con la edad ha sido demostrado en todos los estudios epidemiológicos. Un 20% de los adultos en edad media de la vida son roncadores, este porcentaje varía en estudios poblacionales atendiendo a subgrupos por franjas de edad, 10% varones y 5% mujeres a partir de los 30 años y 60% varones y 40% mujeres a partir de los 60 años. El factor edad es coadyuvante en el desarrollo de roncopatías. En niños, la prevalencia es bastante alta pero menor que en adultos, pero con una condición más alarmante ya que los ronquidos pueden generar problemas de conducta y fallos cognitivos. En el XXI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria, Jordi Coromina señaló que un 12% de los niños son roncadores y la mitad de ellos tiene incontinencia urinaria cuando duermen. Además, estas apneas del sueño triplican el riesgo de padecer un trastorno de déficit de atención e hiperactividad y hay estudios que apuntan que los niños roncadores pueden perder hasta 11 puntos de su coeficiente intelectual y ver así afectado su rendimiento escolar por el cansancio y los trastornos de comportamiento que sufren. En esta misma línea, según un informe del Hospital Central de la Universidad de Helsinki, publicado en Journal of Developmental and Behavioral Pediatrics, los niños roncadores son más proclives a tener otros problemas del sueño, como pesadillas, somniloquios, o dificultades para ir a la cama y tienen más síntomas de depresión y ansiedad, así como problemas de lenguaje y atención, que sus pares sin ronquidos.

2 Ronquido y divorcio

tratamiento-del-ronquido-2La conexión entre el ronquido y la tasa de divorcios, ya fue recogida por el doctor Richard Hod Word que en una entrevista en 1967 declaraba: “Muchas novias se sienten totalmente decepcionadas cuando, al contraer matrimonio, descubren que el Romeo de sus sueños ronca”. Hodwood califica el ronquido como el enemigo del amor. Citando a este mismo autor, los ronquidos provocan más irritaciones, más divorcios y más tragedias familiares y personales que los celos.

Desde una óptica más moderna, numerosos estudios recientes han buscado esta relación entre roncopatía y el aumento de las tasa de divorcio. Un estudio de la Asociación Británica del ronquido y la apnea del sueño, revela que una de cada dos parejas reconoce que su vida sexual se ha visto seriamente afectada por esta causa y se desvela que las personas que roncan privan a su pareja del equivalente a dos años de sueño por cada 24 años de vida en común. Por otra parte, lo que para muchos ha sido durante años un mito popular, ha sido demostrado por un equipo del Medical Sleep Center de la Universidad de Illinois que advierte que roncar representa en realidad, un problema mucho más serio.

A través de un estudio científico que evalúa el impacto negativo de los ronquidos en la calidad del sueño de los cónyuges y en la satisfacción matrimonial de la pareja ha concluido que las parejas que conviven con la roncopatía y la apnea del sueño, tienen una tasa de divorcios más elevada que la media. Este estudio, evaluó durante meses el sueño de parejas casadas en las que el hombre había sido diagnosticado con un síndrome de apnea obstructiva del sueño. Después de completar los cuestionarios sobre somnolencia, satisfacción conyugal de la pareja y calidad de vida, los resultados demuestran que las parejas de roncadores sufren una patológica privación de sueño, debido a los ruidosos episodios de la noche (en una de los casos recogidos en el estudio, los ronquidos del marido despertaron a la esposa en más de ocho ocasiones por hora reduciendo su índice de eficiencia del sueño a un 73%).

Esto no es un problema leve, la falta de sueño para ambos supone una tensión en el matrimonio que crea una situación hostil y tensa. Esta tensa relación que se desarrolla entre la pareja cuando uno de ellos se ve privado de sueño puede conllevar a la decisión drástica de pedir el divorcio. Por otra parte, la gravedad clínica del ronquido, está recogida en las numerosas investigaciones sobre su comorbilidad, estudios en gran parte realizados como colaterales al creciente interés por SAHS, asocian el ronquido a un aumento del riesgo cardiovascular especialmente a la hipertensión arterial.

3. Tratamiento del ronquido

El aparato Orthoapnea® es una prótesis patentada tipo férula ideada como solución al ronquido y la apnea obstructiva del sueño leve y moderada así como del síndrome de resistencia aumentada de la vía aérea superior (SRAVAS) y para pacientes con apneas graves que no toleran la CPAP. También es eficaz en el tratamiento del bruxismo ya que al adelantar la mandíbula en cierta medida se limitan los movimientos laterales que aparecen en este trastorno.

La característica principal de esta prótesis de avance mandibular es su avance milimétrico controlado, permitiendo en el caso de un sobreadelantamiento la posibilidad de retruir la mandíbula. La fusión de la lateralidad, el avance y la apertura jamás se había unido en un mismo dispositivo, haciendo que esta aventaje en efectividad al resto de la aparatología existente. Es el único mecanismo que puede ser usado en cualquier tipo de dentición, en pacientes con prótesis removible, implatosoportada y en desdentados totales superiores.

tratamiento-del-ronquido-3

Sus características principales son el fabricado en material exclusivo, interior elastomérica y la exterior de metacrilato rígido. En el centro destaca la presencia de un tornillo fabricado en titanio puro ( G5 ), tipo sinfín que permite el avance regulado milimétrico de forma fácil desde la parte vestibular mediante el empleo de una llave pentolobulada especial para este dispositivo.

Estas peculiaridades en diseño y fabricación garantizan que la prótesis Orthoapnea sea la mejor opción de todos los modelos de aparatología intraoral propuestos hasta ahora. Orthoapnea representa la última generación de dispositivos y es la única solución contrastada para el tratamiento de la roncopatía y la apnea del sueño cuya eficacia ha sido probada en diferentes estudios clínicos y en la actualidad es el dispositivo usado, probado y recomendado en las principales unidades del sueño de los hospitales más destacados de España.

El uso de la prótesis reduce significativamente el ronquido y las apneas permitiendo a los pacientes recuperar el patrón de sueño normal, normalizar la hipertensión y erradicar la somnolencia diurna excesiva que en muchos pacientes alcanza niveles inhabilitantes para su vida cotidiana. ferula orthoapnea El uso de dispositivos intraorales en una opción de tratamiento sencilla, no invasiva y plenamente reversible lo que le confiere una facilidad e inmediatez terapéutica que la aventaja frente a las demás soluciones de tratamiento.
tratamiento-del-ronquido-4Los facultativos podrán ofrecer a los pacientes una solución de sencilla elaboración, fabricada con materiales de primeras calidades y que garantiza la remisión de los síntomas desde el primer día. Los pacientes encontrarán en Orthoapnea una solución fácil, de cómodo uso y gozarán de la mejoría desde la primera noche que la usen. Basada en una filosofía sencilla por la cual el avance mandibular despeja la vía aérea y evita el colapso, Orthoapnea da un pasó más allá pensando también en la comodidad de los pacientes, y plantea una prótesis que permite la apertura y la lateralidad diferenciándose de los aparatos fijos que tantas molestias provocando el abandono prematuro de la terapia.
La comodidad en el uso es fundamental para el paciente y conscientes de ello, el laboratorio Ortoplus ha diseñado una prótesis fusionando por primera vez los objetivos clínicos de avance mandibular la comodidad de los usuarios que se adaptan perfectamente a la prótesis ya que pueden mover la boca, hablar y hasta beber con el dispositivo colocado. Orthoapnea puede acabar con los ronquidos, la apnea del sueño y devolver a muchos pacientes y sus parejas la calidad de sueño y de vida de la que durante años se han visto privados.

Trastornos del sueño

Los trastornos del sueño son muy frecuentes en la población y pueden aparecer como enfermedades aisladas o como síntomas asociados a otras patologías. .Ello puede dar lugar a trastornos respiratorios y del ciclo del sueño.

Entre ellos podemos destacar:

• Ronquidos.
• Insomnios.
• Sueño prolongado, o sueño corto.
• Bruxismo.
• Apneas centrales, Síndrome de aumento de la resistencia de vías aéreas superiores,
• Piernas inquietas.
• Movimientos periódicos de las piernas.
• Calambres nocturnos.
• Trastornos del despertar.
• Despertar confusional.
• Terrores nocturnos.
• Sonambulismo.

Otras parasomnias

• Enuresis
• Explosión cefálica
• Alucinaciones del sueño
• Comida nocturna
• Trastornos disociativos en sueño

La clasificación más reciente sobre los trastornos del sueño fue elaborada recientemente por la Asociación Americana de los Trastornos del sueño (International Clasificación of Sleep Disorders) en 2005.

Test del Sueño

Los Test del Sueño son un instrumento útil para la auto observación de comportamientos anormales durante el sueño. A continuación exponemos varios cuestionarios útiles para observar la existencia y/o gravedad de Apnea del Sueño mediante una serie de preguntas que el paciente debe valorar, en algún caso, con la ayuda de familiares o compañeros de habitación.
El uso de cualquiera de estos instrumentos puede contribuir a la identificación de Apnea del Sueño haciendo más fácil su diagnóstico para el no experto. En cualquier caso, estos test son orientativos y no presentan validez frente a un diagnóstico profesional aunque sean una buena herramienta orientativa de primer contacto.

Escala de Somnolencia de Epworth

Es un método sencillo en el que el paciente evalúa él mismo el nivel de somnolencia a través de un fácil cuestionario. Se le pregunta por ocho situaciones cotidianas y la posibilidad que cree que tiene de quedarse dormido ante ellas. Debe evaluar en una escala entre la mínima puntuación de 0 si cree que nunca se dormiría y 3 cuando ante la situación planteada cree tener muchas posibilidades de dormirse. La puntuación total oscila entre 0 y 24 y valores superiores a 10 se consideran relevantes de ESD. Es una comprobación subjetiva y su validez ha sido demostrada como una primera aproximación al paciente y su uso está validado por la práctica médica. Este cuestionario cuantifica sólo el grado de sensación de somnolencia del paciente sin determinar su origen. Las técnicas objetivas para cuantificar el grado de somnolencia más importante son el test de latencia múltiple del sueño (TLMS) y el test de mantenimiento de la vigilia (TMV).

Stop Bang Test

Es un cuestionario fácil y rápido también auto administrado por el paciente con cuatro preguntas de respuesta dicotómica (Si-No) con buena sensibilidad para SAHOS moderado y severo.
Este cuestionario es conveniente y muy útil para identificar a pacientes que se encuentran en mayor riesgo de complicaciones postoperatorias.

Phantom of the Night Test

El test de Phantom of the night ayuda a determinar si la apnea del sueño supone un inconveniente durante el desarrollo normal de su vida, hábitos, etc. Para responder a las preguntas del test se necesita de un compañero de habitación, familiar o grabadora para identificar los ronquidos y pausas en la respiración.

Cuestionario de Berlín

El cuestionario de Berlín es un test simple, autoadministrado por el paciente y específico para personas que padecen Apnea del sueño obstructiva. Identifica a los pacientes de alto riesgo de SAHOS con probabilidades de identificarse con el diagnóstico. En este test se busca además una relación clínica entre la Apnea del Sueño y la Hipertensión.
Evalúa la presencia, frecuencia y comportamiento de los ronquidos, somnolencia o fatiga al despertarse y el historial de HTH y/u obesidad.