Periodoncia

¿Qué son las enfermedades periodontales?

Hay muchos tipos de enfermedades de las encías, las más comunes son la gingivitis y la periodontitis. Todas tiene en común la destrucción progresiva de los tejidos que deben soportar los dientes.

La gingivitis, es la inflamación superficial de las encías causada por irritantes de las bacterias presentes en la boca (placa dental o bacteriana), y es común en todas las edades, incluyendo en escolares.

La periodontitis, que normalmente se denomina “piorrea” (en griego “flujo de pus”), incluye la inflamación crónica y destrucción del hueso que soporta los dientes. También, las fibras gingivales y el ligamento periodontal son destruidos y el borde de las encías se desprende de los dientes, formando lo que se llama una bolsa periodontal en la cual puede aparecer pus. La bolsa periodontal se agranda si el hueso es destruido más severamente y, en consecuencia, los dientes “se aflojan”. Al avanzar la enfermedad los dientes se pueden mover aún más y es frecuente que se forme un absceso e incluso que se caigan.
¿Cuáles son los síntomas de las enfermedades periodontales?

Un promedio de tres de cada cuatro adultos padece algún tipo de enfermedad periodontal. En la mayoría de los casos las enfermedades de las encías transcurren sin dolor y muchos pacientes las padecen sin saberlo, llegando a enmascarar una enfermedad en un estado avanzado.Su detección precoz y tratamiento son extremadamente importantes, siendo necesaria la ayuda de un odontólogo especializado que, mediante un examen clínico y radiológico completo, pueda realizar un diagnóstico correcto.Los primeros signos y síntomas que aparecen cuando una encía no está sana son el sangrado espontáneo o, tras el cepillado, la inflamación, el enrojecimiento y la hinchazón de la encía.Cuando el problema avanza se pueden detectar otros síntomas como la retracción de las encías; dientes con aspecto más largo; presencia de pus; mal sabor y mal olor de boca; movilidad y separación de los dientes; aumento de la sensibilidad con el consumo de bebidas y alimentos fríos; sensación de ardor y dolor en las encías.
Las encías que sangran con frecuencia, lo que se conoce como el famoso “cepillo rosado”, es la señal más común que indica que uno padece enfermedades de las encías. Desafortunadamente muchas personas aceptan la situación como normal, debido a que el desarrollo de la enfermedad es lento y que las encías sangrantes causan poco dolor.
Hay muchos casos de enfermedades periodontales en donde, sin embargo, las encías no sangran. Por esta razón quizás no se presta atención a la enfermedad hasta que está en una fase avanzada y entonces el tratamiento requerido para su curación será largo.

Otros síntomas:

si uno o más dientes “se aflojan”

si se están desplazando o separando

la encía puede mostrar recesión, exponiendo la raíz del diente

se puede desarrollar un absceso doloroso debido a que el pus que se forma dentro de la bolsa no tiene salida

Estas señales, sin embargo, no aparecen hasta que la enfermedad alcanza un estado avanzado. Por este motivo las personas adultas deben preguntar al dentista si alguna de las señales que presentan las enfermedades de las encías están presentes y, en su caso, solicitar un examen periodontal.
¿ Por qué enferma la encía ?
La causa más frecuente que da lugar a que la encía enferme son las bacterias.
En la boca existen más de 300 tipos diferentes de bacterias y muchas de ellas son potencialmente lesivas para el periodonto.
Las bacterias que habitan en la boca se depositan sobre la superficie de los dientes y en el surco gingival, constituyendo la placa bacteriana.

¿ Es hereditaria la enfermedad periodontal ?

El elemento fundamental para padecer enfermedad periodontal es la predisposición individual y esta viene condicionada genéticamente. Es un error pensar que sólo la predisposición genética es suficiente para padecer periodontitis, se necesita la presencia de bacterias.
Con frecuencia las personas que padecen periodontitis, sobre todo las de formas más severas, encuentran afectados entre sus padres o hermanos, lo que habla del carácter familiar -hereditario. El hecho de ser tan frecuentes, muchas veces quita peso a este elemento, para ser consideradas como coincidencia familiar debida a la alta incidencia.
Por lo tanto, y considerando que hoy en día poco podemos hacer por modificar la predisposición genética, la forma de prevenir y tratar las periodontitis es el control de la placa bacteriana.

¿Tiene influencia la dieta en la salud de la encía?

A diferencia de la caries dental, el tipo de alimentación no parece jugar un papel importante en la salud de la encía, aunque probablemente consumir alimentos que faciliten la auto higiene bucal como las frutas y verduras tenga un efecto beneficioso.

¿ Cómo afecta el tabaco a la encía ?

Aunque el tabaco no es capaz de producir enfermedad de la encía directamente, si que agrava la evolución de la misma y reduce la eficacia del tratamiento.

Los mecanismos por los que el tabaco agrava la evolución de las periodontitis son una reducción del aporte sanguíneo a los tejidos de la encía con la disminución de la capacidad defensiva de los mismos frente a las bacterias .
Este efecto es independiente de tragar o no el humo y guarda relación con el número de cigarros consumidos, siendo el efecto máximo por encima de un paquete al día y bastante menos importante por debajo de 10. En pacientes que dejan de fumar, tras unos meses, la encía adquiere unas características que la hacen similar a la de una persona que nunca fumó, por lo que la eliminación del hábito de fumar es una garantía de salud para la encía y de eficacia del tratamiento en caso de padecer periodontitis.

¿Qué medicamentos pueden afectar a mi encía?

Tres tipos de medicamentos tienen un efecto sobre la encía, que se caracteriza por aumento de volumen e inflamación:
Algunos utilizados tras los trasplantes de órganos como la ciclosporina
Antihipertensivos como el nifedipino
Anticonvulsionantes como la difenilhidantohina, utilizada en pacientes epilépticos
Sí usted está tomando alguno de estos medicamentos, consulte con su médico y con su dentista para que le recomienden la actitud a seguir.
Los anticonceptivos orales también pueden tener un efecto de enrojecimiento y aumento de sangrado de la encía.
Sí se encuentra en esta situación, consulte con su médico o ginecólogo.

¿ Tienen las mujeres más riesgo de padecer enfermedad periodontal?

No, con frecuencia se cree que si, perono ha sido demostrado. Lo que sucede es que ciertas etapas de la vida de la mujer, relacionadas con cambios hormonales, como los embarazos y la menopausia, producen alteraciones pasajeras en la encía que necesitan un cuidado especial.

¿De qué forma se diagnostican las enfermedades periodontales?

El dentista o el periodoncista están capacitados para juzgar el color y la forma de las encías, para determinar la presencia de dientes flojos, y para utilizar instrumentos pequeños que se introducen cuidadosamente debajo de las encías para conocer la profundidad de las bolsas periodontales. A esta clase de examen se le llama sondeo periodontal y tiene que formar parte de todo examen dental.
Las radiografías son necesarias para detectar, en caso de hayan ocurrido, lugares con pérdida de hueso.

¿Cómo se pueden prevenir las enfermedades periodontales?
Es muy importante saber cómo limpiarse los dientes con la máxima eficacia. El verdadero peligro lo representa la invisible acumulación de bacterias que crecen sobre y alrededor de los dientes, o sea, la placa. Afortunadamente la placa bacteriana se puede ver aplicando unas pastillas colorantes en la boca. Dichas pastillas tiñen la placa, no dejando ninguna duda sobre su presencia y posición.
El dentista y la higienista dental deben establecer un programa de higiene bucal para cada individuo. Tal programa debe incluir instrucción sobre cómo cepillarse de un modo apropiado para no perjudicar ni a los dientes ni a las encías. El uso de la seda o cinta dental es la forma más adecuada para eliminar la placa bacteriana de entre los dientes que es un lugar difícil de alcanzar. Son en estos lugares donde se forman más comúnmente las bolsas periodontales. Por tal motivo, y para evitar su formación, merece la pena dominar la técnica de usar la seda dental aunque sea necesario emplear más tiempo en la higiene bucal.
El uso del cepillo interdental y los aparatos que irrigan agua a presión pueden suplementar las técnicas de higiene en áreas que son difíciles de alcanzar con otros métodos. Aunque estos irrigadores no remueven la placa, pueden, sin embargo, remover los restos de comida que pueden favorecer la formación de placa.
La higiene bucal diaria puede reducir a un mínimo la formación de la placa bacteriana y cálculo. Por medio de la higiene bucal no se puede eliminar el cálculo ya formado y adherido al diente que aparece en los bordes o por debajo de la encía. Sólo un dentista o una higienista pueden remover el cálculo. Dicha técnica se llama raspaje y se realiza con instrumentos especiales.

¿En qué consiste el tratamiento para las enfermedades periodontales?
Hoy en día la tecnología dental esta muy avanzada existen técnicas mínimamente invasivas,con utilización de ataratologia de ultima generación como ultrasonidos para destartraje, láser diodos superpulsados, radiología digital..etc.

En casos no avanzados el tratamiento que se requiere se limita a un raspaje y alisamiento de la raíz del diente debajo del borde de las encías. Este tratamiento se denomina raspaje.

Para la eliminación de la placa bacteriana, del cálculo y de los tejidos inflamados localizados dentro de la bolsa periodontal alrededor del diente, se utiliza un instrumento llamado “cureta”. Con él se pule la superficie de la raíz y se eliminan las colonias bacterianas y los irritantes mecánicos y químicos que causan la inflamación.

Este tratamiento permite que las encías se adapten al diente o que se reduzca la bolsa periodontal. En estos casos un raspaje y un pulido de la raíz, junto con una higiene adecuada, son lo suficientemente eficaces para obtener resultados satisfactorios.
En casos más avanzados, el tratamiento será más extenso.
Si después de la eliminación de los depósitos de cálculo todavía permanecen bolsas periodontales profundas, éstas pueden ser eliminadas quirúrgicamente bajo anestesia local.

Estos procedimientos ayudan a que la encía que estaba alterada por la enfermedad periodontal se adhiera de nuevo a los dientes y se cure. Lo que resulta en una encía mejor conformada que es más fácil de limpiar por el paciente. Estas pequeñas intervenciones se llaman colgajos periodontales.
Por último, es fundamental el mantenimiento para prevenir una nueva activación de la enfermedad. Los pacientes con enfermedades periodontales deben ser examinados periódicamente. Esto incluye la remoción del cálculo que se ha formado, en pulir los dientes y controlar la oclusión. Lo más importante es que el paciente continúe con la higiene bucal para poder mantener los resultados obtenidos con el tratamiento profesional.

¿Con qué frecuencia debo acudir a una visita?
Dependerá de :
la evolución de su estado periodontal.
El intervalo entre visitas de mantenimiento puede variar entre unas pocas semanas y seis meses.

La situación de cada paciente es distinta y se ve influenciada por:
El tipo de enfermedad
La diferente respuesta de cada individuo a su enfermedad y su tratamiento
El tipo de tratamiento
Diferentes índices de crecimiento de placa
La eficacia en su higiene

¿Verá mi periodoncista si tengo caries? ¿Qué hará si las encuentra?
Sus citas de mantenimiento periodontal no pueden desplazar las revisiones periódicas de su odontólogo general.

Las citas de mantenimiento periodontal se concentran en la salud de sus encías y del hueso que rodea sus dientes. Percibirá sus nuevas caries, estado de sus empastes y prótesis, etc. y afectación de las mismas al estado de su encía en cuyo caso lo indicará a su dentista general y/o a usted.

La comunicación entre el odontólogo general y el periodoncista, y viceversa, es esencial; deben constituir un equipo de salud.
En el curso de esa comunicación suele valorarse el estado periodontal, movilidades dentarias, control de placa, necesidades de atención odontológica, pronósticos, etc.

¿Con qué frecuencia me hará el periodoncista radiografías?
Las radiografías sólo se tomarán cuando se consideren esenciales para el diagnóstico y seguimiento de su enfermedad.Hoy en día hay técnicas de radiología digital mínimamente lesiva que disminuyen la radiación en un 90%. RADIOVISIOGRAFIA. Generalmente su periodoncista le hará una serie oral completa cada año. Y en situaciones especiales habrá que hacerlas más frecuentemente.
Su periodoncista pondrá en manos de su odontólogo general originales o copias de sus radiografías, siempre que sea necesario.
Es costoso y peligroso pensar que su boca es indestructible después de un tratamiento periodontal. Casi todo necesita de un mantenimiento y sus encías y dientes no son una excepción. Generalmente es más oneroso y molesto corregir problemas que han evolucionado durante un cierto tiempo sin atenderlos.
Algunas formas de enfermedad periodontal están presentes entre un 70 y 90 por ciento de la población. Su familia y sus amigos pueden también estar sufriendo estas enfermedades. Y como ahora usted ha aprendido mucho sobre ellas y su gran frecuencia, sugiérales a las personas que le rodean que deben cuidarse en este aspecto.

Cubrimos cualquier necesidad que nuestros pacientes puedan necesitar
incluso en aquellos casos que así lo necesita, prestamos desde hace ya muchos años asistencia domiciliara de primera necesidad, a pacientes impedidos.