Cómo tratar las caries en los dientes de leche

El tratamiento de las caries en dientes de leche es uno de los temas más importantes en nuestra clínica de Zona Dental Todavía existe la creencia de que no es necesario empastar las caries en dientes de leche ya que son dientes que se caerán. Desde ZonaDental   insistimos en que eso no es así, porque el recambio de los molares de leche acaba alrededor de los 12 años, y la caries puede aparecer desde el primer año de vida. Durante esos años será imprescindible empastar las caries por los siguientes motivos:

  • Prevenir dolor e infecciones al igual que en los dientes definitivos.
  • Proteger el diente definitivo durante el periodo de formación. Cualquier infección en el diente de leche puede afectar la formación del diente definitivo que está debajo.
  • Facilitar la masticación de los alimentos.
  • Conservar la guía de erupción del diente definitivo que lo va a sustituir; si perdemos un diente de leche precozmente, posiblemente se perderá el espacio para el diente nuevo que ocupará ese lugar.

Para diagnosticar las caries en dientes de leche, no basta con una simple inspección visual, es imprescindible realizar unas pequeñas radiografías llamadas aletas de mordida, ya que la mayoría de las caries se encuentran entre los dientes, no por encima de ellos. Las radiografías se hacen para poder ver estas caries cuando aún son pequeñas, antes de que empiecen a dar problemas. Con estas radiografías podremos valorar cuanto tiempo le queda a la muela de leche para caer y ver así si merece la pena su tratamiento. Las radiografías son imprescindibles para revisar correctamente la boca de tu hijo.

La importancia de la retención tras el tratamiento de ortodoncia

Una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia comienza la fase de retención. Desde Clínicas ZonaDental queremos señalar su importancia para la estabilidad de los resultados obtenidos. La retención fija o lingual es muy cómoda y no se ve. Se coloca en la superficie lingual de los dientes, en la cara interna, no molesta y es permanente. Para su buen mantenimiento conviene evitar comer alimentos duros como cáscaras de pipas o maíces. Si se despega algún punto es muy importante que nos llames para concertar una cita en nuestra consulta. Para una adecuada limpieza, debes cepillarte los dientes después de cada comida y utilizar seda dental cada noche.

La retención removible o férula es de uso nocturno, aunque se puede utilizar todo el día ya que es muy cómoda, transparente y completamente adaptada a la forma de tus dientes. Recomendamos usar la férula 24 horas al día durante el primer mes, quitándotela únicamente para comer y cepillarte los dientes. Una vez pasado el primer mes es conveniente usarla todas las noches durante muchos, muuuchos años. Debes mantenerla siempre bien limpia, aclararla con agua fría y secarla posteriormente con una servilleta de papel antes de guardarla en su caja. Cualquier duda que tengas, tanto con la retención fija como con la férula, puedes consultarla con nuestros higienistas.

Te interesa

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Curabitur id lacinia risus. Donec consequat tortor nec porttitor elementum. Duis auctor sodales lorem ut varius. Nullam laoreet massa metus, laoreet laoreet ipsum egestas sed. Vivamus [...]

Te interesa

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Curabitur id lacinia risus. Donec consequat tortor nec porttitor elementum. Duis auctor sodales lorem ut varius. Nullam laoreet massa metus, laoreet laoreet ipsum egestas sed. Vivamus ipsum dui, tempus ac rutrum congue, mattis vitae sapien. Nullam sed libero nec nibh facilisis consectetur. Nullam non est magna. Donec ipsum ipsum, viverra vel mi tristique, adipiscing placerat leo.

Sed sit amet risus dictum, egestas diam quis, hendrerit enim. Suspendisse at turpis nec mi porta blandit. Nam accumsan ante sapien, et fermentum enim consequat vitae. Morbi mattis dui nec turpis placerat, nec vehicula ipsum adipiscing. Aliquam vel imperdiet tellus. Ut ut augue sed quam cursus luctus. Vestibulum ultricies blandit lacus, eu bibendum quam eleifend vel. Sed non augue lacus. Fusce turpis dui, dictum sed facilisis a, faucibus ut augue. Quisque sit amet mauris enim.